Hackear WiFi

Introduce el nombre de la red WiFi que quieras hackear

* Esta herramienta es 100% anónima. Úsalo bajo tu propia responsabilidad.

Herramienta actualizada el 18/02/2019

117.239

Total WiFis Hackeados

1.523

WiFis Hackeados Hoy

Comentarios de Usuarios

Estas son algunas de las experiencias de usuarios que han utilizado la herramienta para hacker redes WIFI. Si quieres mandarnos la tuya, usa el formulario de contacto.

  • María Sánchez

    Necesitaba poder acceder a la red WiFi de mi vecino ya que durante unos días estuvimos sin WiFi en casa. Funcionó perfectamente y obtuve la contraseña!

    19/02/2019

  • Pedro García

    Guau! De verdad que esta herramienta funciona bien. Puse el nombre de la red WiFi que quería hackear y en 2 minutos ya tenía la contraseña. Lo recomiendo sin duda a todo el mundo.

    18/02/2019

  • Susana Alonso

    No me acordaba de la contraseña de mi Wifi de casa y para no resetearla, usé esta herramienta. Pude sacar la contraseña fácilmente y luego ya la pude cambiar.

    16/02/2019

  • Juan Moreno

    Mucho mejor que cualquier otra app para Android o iOS. Con esta herramienta te analiza la seguridad del WiFi y te saca la contraseña a la primera. 100% recomendada :D

    14/02/2019

¿Cómo hackear un WiFi?

Hackear una red WiFi o robar la contraseña de una red WiFi es una táctica muy común que realizan aquellas personas que quieren tener acceso a Internet gratis. Ya sea porque quieras hackear la red WiFi de tu vecino para no pagar por Internet, porque te encuentres en un lugar sin cobertura móvil y necesites Internet o porque necesites acceder a Internet pero veas todas las redes WiFi protegidas, saber como hackear un WiFi es esencial para tener Internet sin pagar.

Las redes WiFi son conexiones inalámbricas de acceso a Internet y como tal, en la mayoría de los casos cuentan con seguridad para evitar intrusos. Dependiendo del tipo de seguridad (WEP, WPA o WPA2), el proceso de hackeo suele ser más o menos complicado. Si bien es cierto que anteriormente, se tardaban horas en hackear WiFis, ahora se puede hacer en segundos, debido a las vulnerabilidades encontradas en este tipo de encriptaciones.

Para hackear una red WiFi debes seguir los siguientes pasos. Lo primero y principal es tener acceso a Internet (aunque luego no lo necesitarás). Una vez tengas conexión a Internet, debes acceder a la configuración de redes inalámbricas de tu dispositivo, ya sea fijo o móvil y hacer un escaneo de las redes que hay disponibles. Seguramente verás varias redes disponibles. Escoge la red que tenga más alcance de señal, por lo general, suele ser la mejor. Apunta bien el nombre de la red o SSID, porque lo necesitarás en el siguiente paso.

Con el nombre de la red WiFi que quieras hackear apuntado, dirígete a la parte superior de esta página e introduce el nombre de la red en el apartado que dice “Escribe aquí la red WiFi”. Seguidamente haz click en “Hackear WiFi” y la herramienta empezará a funcionar. El script desarrollado en esta web es capaz de acceder a las redes WiFi cercanas, siempre y cuando proporciones el nombre correcto de la red.

Con el nombre de la red o SSID, esta herramienta para hackear WiFi detectará el BSSID (dirección física del router de la red), el tipo de seguridad de la red (WEP, WPA o WPA2), el canal de emisión de la señal WiFi (del 1 al 13) y la banda de frecuencia (2,4Ghz o 5GHz) por la que se emite el WiFi. Al detectar todos estos parámetros, usará un exploit, en función del tipo de configuración de la red para encontrar una vulnerabilidad en la red WiFi que permita hackearla. La vulnerabilidad más conocida a día de hoy es la de reinstalación de claves (KRACK), que se trata de un ataque de repetición, por el cual, usando números aleatorios es posible descifrar el conjunto de claves usado para encriptar el tráfico web y obtener la contraseña de la red WiFi.

Tras finalizar el proceso de hackeo de la red WiFi, se mostrará un resumen con la información obtenida. Se mostrarán todos los parámetros de la red WiFi anteriormente mencionados, además de la contraseña descifrada. La contraseña se muestra oculta (por asteriscos), por un motivo muy claro. La herramienta crea un archivo de texto con la contraseña de la red WiFi y lo sube a un servidor de descarga privado. Para acceder a ese archivo, el usuario deberá crearse una cuenta en el servidor para poder descargarlo, tras verificar su identidad. Este proceso de verificación es necesario para certificar que la persona que ha realizado el hackeo de la red WiFi es una persona real y no un robot.

Una vez descargues el archivo, el último paso es volver a acceder a la configuración de redes inalámbricas de tu dispositivo, buscar la red WiFi que acabas de hackear e introducir la contraseña del archivo de texto descargado. En cuestión de segundos, podrás disfrutar de una conexión a Internet gratis y sin pagar. Eso sí, una vez dentro de la red WiFi ajena, te recomendamos que no cambies ningún parámetro, sobretodo la contraseña del WiFi, por que de hacerlo, es muy posible que la persona a la que has hackeado el WiFi se de cuenta y restaure su router, pudiéndote quedar sin acceso a esa red.

Si bien es cierto que hay muchas herramientas para hackear WiFi, la mayoría de ellas no funcionan cuando el nivel de seguridad de la red es mayor a WEP, es decir, con seguridad WPA o WPA2. Esto se debe a que hacen uso de diccionarios de contraseñas infinitos, que en la mayoría de los casos no son efectivos y tardan mucho tiempo en recorrerse. Nuestra herramienta es capaz de hackear todo tipo de redes WiFi sin importar la seguridad de la red, eso sí, siempre y cuando, tengas acceso previo a Internet. Si por algún motivo, no dispones de acceso a Internet para hackear una red WiFi cercana, siempre podrás pedir a otra persona que te comparta Internet a tu dispositivo y así poder realizar el proceso de hackeo WiFi.

WiFi es una tecnología inalámbrica que permite a dos dispositivos conectarse entre sí. El WiFi también permite que un dispositivo se conecte a Internet por medio de un punto de acceso de red inalámbrica o router.

El WiFi es la variante inalámbrica del Ethernet o lo que se conoce como Internet por cable. WiFi o IEEE 802.11 dispone de varios estándares en función de las velocidades que estos soportan. Desde b, hasta ac pasando por g y n.

La banda de frecuencia del WiFi más común es la de 2,4 GHz, no obstante, el nuevo estándar de WiFi, el IEEE 802.11ac también soporta la frecuencia de 5 GHz, una frecuencia que permite una mejor calidad de señal (sin interferencias), aunque un alcance de señal más reducido.

Las redes WiFi se identifican normalmente por un SSID o nombre de red. Su identificador numérico (hexadecimal) se denomina BSSID. Además, las redes WiFi, por lo general, disponen de protocolos de seguridad para que nada más las personas o dispositivos autorizados puedan acceder a las mismas.

Los protocolos de seguridad más comunes son: WEP, WPA, WPA2 y WPA3. Cada protocolo tiene un nivel de seguridad diferente, siendo WEP el protocolo menos seguro y WPA3, el protocolo más seguro.

Actualmente, la mayoría de enrutadores (routers) usan el protocolo WPA2, el cual requiere de contraseñas de al menos 8 caracteres, con combinación de números, letras y símbolos.

Los routers WiFi, por lo general, también ofrecen una funcionalidad de filtrado de MAC, esto es, permitir nada más a determinados dispositivos físicos conectarse a la red WiFi, con independencia de que estos conozcan la contraseña. Este procedimiento añade una capa de seguridad adicional ante desconocidos.

En una red WiFi, los tres dispositivos principales que se pueden encontrar son: puntos de acceso, repetidores y enrutadores. Los puntos de acceso sirven para que dispositivos se puedan conectar a una red WiFi existente. Los repetidores sirven para aumentar la señal WiFi. Los enrutadores son la pieza más importante y sirven para interconectar redes, por ejemplo, la red de nuestro hogar con la red de Internet.

Otras de las características de las señales WiFi son el RSSI y el Canal de emisión. El RSSI es el indicador de fuerza de señal, que mide la calidad con la que se recibe una señal. Valores negativos bajos significan una mejor señal que valores negativos altos. El Canal de emisión, en la banda de 2,4 GHz puede ser un número del 1 al 13, siendo los más comunes el número 1, 6 y 13, de tal forma que las señales no se solapen entre sí. La banda de 5 GHz permite configurar canales más allá del 13.

En definitiva el WiFi es la forma en la que millones de personas se conectan a Internet de forma diaria con sus dispositivos portátiles: móviles, tablets y portátiles.

Calificación: 4.9 de 5 basada en 412 votos